Isabel Coixet se mancha de chapapote

Hace poco hablábamos de Marburg, el nuevo proyecto de ficción de Isabel Coixet, uno de los nombres más importantes del cine español. Pero, parece que, mientras se gesta la producción de este nuevo título, la cineasta barcelonesa está inmersa en otros trabajos, como otros guiones de ficción, o, más inmediatamente, el que ha salido a la luz este fin de semana: Coixet está en Galicia rodando Marea blanca, un documental sobre el desastre del Prestige.

Tras ganar este año un polémico Goya a mejor documental por su Escuchando al juez Garzón, obra en la que recogía la entrevista que el escritor Manuel Rivas le realizó al ya ex magistrado en 2010, Coixet parece implicada más que nunca en los problemas sociales y políticos de España. Ciertamente, el hundimiento del petrolero Prestige en diciembre del 2002 y su posterior marea negra fue una de las mayores catástrofes tanto ecológicas como sociales y políticas que han sacudido al país en los últimos años. Tanto es así, que el derrame del petróleo del Prestige ha sido considerado el tercer accidente más costoso de la historia, solo tras el accidente nuclear de Chernobyl y la desintegración de la nave espacial Columbia. El accidente supuso, sobre todo, una gravísima repercusión económica, medioambiental y social en Galicia, la zona más afectada por su marea negra, que abarcó desde el norte de Portugal hasta las Landas de Francia. Y a poco de su décimo aniversario, Coixet ha decidido representar el acontecimiento, y según informa EFE, ya está en zonas de la afectada Costa da Morte recogiendo material para su película, entrevistando a voluntarios y paisanos, y también, según ella, investigando sobre las “personas que cometieron entonces errores y que vuelven a estar en el Gobierno”. La directora promete ahondar en las causas políticas del desastre: “es imposible hablar de ello sin relatar los errores políticos de alejar el barco de la costa sin haber escuchado voces con experiencia y sentido común que decían que debía acercarse”.

Desde su Mapa de los sonidos de Tokio (2009), que formó parte de la sección a competición en Cannes -que no es poco-, Coixet ha realizado solamente documentales como Aral, el mar perdido (2010), sobre el desastre ecológico del Mar de Aral, o la ya nombrada pieza sobre la entrevista a Baltasar Garzón. La obra de Coixet nunca ha estado separada del documental social -desde su Viaje al corazón de la tortura (2003) o su participación en Invisibles (2007)- aunque no sea esa vertiente de su filmografía la que la ha dado a conocer y representa su firma autorial. Sin embargo, parece no haberse olvidado de ella -la de Cosas que nunca te dije (1996), Mi vida sin mí (2003) o La vida secreta de las palabras (2005)- puesto que junto a Marburg, la adaptación de una obra teatral sobre una epidemia mortal en diferentes puntos del mundo, la cineasta está ultimando guiones de ficción como el de Elisa y Marcela, ambientado en Galicia, o el de Panda eyes, ambientado en Gales. Veremos qué Coixet es la que llega antes.

Actualización: Marea blanca se encuentra ya disponible para su descarga en la web de su patrocinador, Corona Save the Beach.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s