¿Qué nos traerá Cannes 2012? (y III)

Ya hablamos de los proyectos de Michael Haneke, Walter Salles o Jacques Audiard en la primera parte de nuestro especial, de los de Woody Allen, Abbas Kiarostami u Olivier Assayas en la segunda parte, y nos quedan unos cuantos títulos jugosos que nos podrá traer la edición de Cannes del 2012. Quedan 3 meses y poco más para que el festival francés dé el pistoletazo de salida a su habitual gran selección de buen cine. Pero, mientras esperamos al 16 de mayo, acabamos nuestra selección de los proyectos más interesantes que podrán ser parte del certamen:

The Grandmasters, de Wong Kar-Wai
El genio hongkonés, uno de los directores más necesarios de la actualidad del cine, tras maravillas como Deseando amar (In the Mood for Love) (2000) o 2046 (2004), volverá este año con su nueva película, con la que tomará un giro bastante importante en su temática. Caracterizado por su increíble capacidad para captar el sentimiento, la sensualidad y la sensibilidad, Wong Kar-Wai nos entregará The Grandmasters, una película de artes marciales. Sí. El film, ya anunciado para el año pasado, y del que se conoce ya un teaser, se adentrará en los años jóvenes de Bruce Lee y su relación con su maestro Yip Man (que interpretará su habitual Tony Leung). Sin embargo, Wong Kar-Wai no se moverá en terrenos totalmente ajenos, puesto que ya en 1994 dirigió Ashes of Time (extrañamente traducida al español como Este contraveneno del Oeste), la épica historia de un armador de catanas conducido por la envidia hacia su amigo y adversario. Aunque no es la vertiente del director que nos gusta precisamente más, promete una buena dosis de su sorprendente don visual, su fuerza tras la cámara y, sobre todo, su calidad cinematográfica. ¿Formará parte de la sección oficial de Cannes?

Mud, de Jeff Nichols
Tras su brillante Shotgun Stories (2007) y su asombrosa Take Shelter (2011), Jeff Nichols se convirtió en uno de los nombres más interesantes del panorama indie americano. Shotgun Stories era la fiera historia de unos hermanos de la América profunda entre celos, violencia y armas; Take Shelter es la inquietante historia de un hombre con visiones apocalípticas -que aún no hemos visto y se estrenará a lo largo de este año en España-; y Mud será la historia de un fugitivo que se oculta en una isla de Mississippi y se hace amigo de dos muchachos de catorce años, que lo ayudarán. La película se anunció poco después del éxito de su último film, y que para ella contaría con Matthew McConnaughey, Reese Witherspoon y su asiduo -y estupendo- Michael Shannon. No sabremos si llegará a tiempo a la cita de mayo, de hecho, lo dudamos, porque se ha hablado de su lenta producción, pero, ciertamente, tras el éxito de Take Shelter en la Semana de la Crítica (Premio FIPRESCI y Gran Premio), no sorprendería ver a Nichols por la Croisette.

Paradies, de Ulrich Seidl
Ulrich Seidl es responsable de unas de las películas más desconcertantes de los últimos años. Su Días perros (Hundstage) (2000) es el desestabilizador retrato de una sociedad difícil y podrida y llena de individuos crueles y excéntricos, y su siguiente Import/Export (2007) es el áspero díptico sobre los problemas y las sociedades marginales a las que se ven abocados los inmigrantes/emigrantes en la Europa actual. Su próxima será Paradies (Paraíso), y promete más provocación: la protagonizarán tres mujeres, una que viaja a Kenya en busca de turismo sexual, otra que trata de devolver el catolicismo al pueblo austríaco, y la tercera, que pierde su inocencia en un campamento de pérdida de peso. Y hasta ahí podemos leer. Se le ha catalogado muchas veces como un Michael Haneke de serie B, ya que comparte con el austriaco su visión cinematográfica austera y molesta, y le aporta temáticas provocadoras y políticamente incorrectas. Su último título entró en competición, y suponemos que este también lo hará.

In Another Country, de Hong Sang-Soo
El director coreano Hong Sang-Soo tiene una de las personalidades cinematográficas más interesantes del cine actual: ha sido denominado como «el Éric Rohmer asiático», sus películas son comedias frescas e íntimas y tiene a sus espaldas una prolífica y laureada carrera en la que ha participado más de una vez en la sección Un Certain Regard del certamen, y se ha llevado su máximo premio con Ha ha ha (2010). En 2011 también presentó película, The Day He Arrives, y probablemente volverá este año con el proyecto más esperado de su filmografía, principalmente, por su protagonista: la gran Isabelle Huppert trabajará con él. Aún no se conoce el argumento de In Another Country, el título provisional de la película, pero seguirá el estilo de Sang-soo, en el que juega con sus personajes, sus vidas, sus anhelos y sus personalidades. Será la segunda incursión de Huppert en el cine de autor asiático, tras su Captive con el filipino Brillante Mendoza, y seguro, uno de los títulos que más darán que hablar de la edición del festival de este año.

O Gebo e a sombra, de Manoel de Oliveira
El centenario más respetado del cine, el director portugués Manoel de Oliveira, nos entregó una de las cintas más controvertidas del 2010, El extraño caso de Angélica. Denostada por público y parte de la prensa, pero encumbrada por publicaciones como Cahiers du Cinéma, la cinta narraba la historia de un fotógrafo emprende un viaje alucinado después de retratar a la hija muerta (interpretada por Pilar López de Ayala) de los propietarios de un hotel. De Oliveira daba otra lección de cine a su 102 años, y este año volverá con otro título, O Gebo e a sombra (Gebo y la sombra), para el que contará con actores como la italiana Claudia Cardinale, habitual de Fellini; o los franceses Jeanne Moreau, conocida por su colaboración desde los años 60 con los mejores directores del cine de autor (Fassbinder, Angelopoulos o Louis Malle) y Michael Lonsdale. Dará que hablar en los círculos más cinéfilos, y probablemente, como uno de los títulos más interesantes del certamen francés.

Lore, de Cate Shortland
Poco se sabe de Cate Shortland, una directora australiana que firmó uno de los más estimulantes debuts en 2004, Somersault, que protagonizó estupendamente una desconocida Abbie Cornish que luego participaría en Bright Star (Jane Campion, 2009) o la segunda película de Madonna W.E. (2011) y un Sam Worthington que luego protagonizaría blockbusters como Avatar (James Cameron, 2009). Podríamos definir su estilo como un cruce entre Andrea Arnold e Isabel Coixet, y tras su adolescencia truncada en Somersault, contará en Lore la historia de la hija de un comandante de las SS, que tras el fin de la II Guerra Mundial intenta cruzar Alemania con sus hermanos para protegerlos junto a sus abuelos en Hamburgo. Su talento en su primera película rebosaba sus fotogramas, y sugería que su carrera sería algo interesante. Este año podremos saberlo asistiendo al estreno de su segunda obra, en la que toma un camino bastante diferente.

Holy Motors, de Leos Carax
El año pasado se supo sobre el proyecto de Holy Motors: Leos Carax, el director responsable del éxito de los años 80 Mala sangre (1986) y el del de los años 90 Los amantes del Pont-Neuf (1991) volvía, por fin, tras su última y controvertida Pola X (1999). Tras 13 años en los que solo participó en el film de episodios Tokyo! (2008), Holy Motors contará la historia de un hombre en un futuro no muy lejano que viaja entre sus diferentes vidas reencarnándose en un monstruo, un asesino, un dueño de una multinacional y un padre de familia. Y para ello, contará con las actuaciones de Denis Lavant o Eva Mendes, habitual de taquillazos americanos, y otras interesantes elecciones como la estrella del pop Kylie Minogue. ¿Sorprenderá? No sabemos si para bien o para mal, pero seguramente lo haga. Si Carax no decide llevarlo todo más lento, podrá llegar a Cannes 2012.

Este año, la cita cumbre del cine actual pinta bien, y si se parece un poco a la del 2011, los aficionados al cine nos daremos con un canto en los dientes. Este año nos dejó títulos del calibre de El árbol de la vida, Melancolía, La piel que habito, Drive, The Artist, El niño de la bicicletay no son pocos. El año pasado fue uno de los más prolíficos en cuanto al buen cine se refiere: ¿estará el 2012 a la altura?

(Actualización: nos habían quedado algunas posibles competidoras de Cannes 2012 en el tintero, así que las comentamos todas en la cuarta y última parte de nuestro especial).

About these ads